No pierdas esta oportunidad

El C.A.T. La técnica del alineamiento coital

Escrito el 28 Mayo, 2017
Por: Sexnambula

C.A.T: Las nuevas siglas del placer

El C.A.T. (coital alignment technique) técnica del alineamiento coital, es simplemente una variante más de la clásica postura del misionero.

Fué el psicoterapeuta estadounidense Edward Eichel el que la desarrolló.

Según su creador, esta técnica ayuda a que la mujer alcance el orgasmo más frecuentemente durante el coito. Además, sin que sea necesario estimular el clítoris de forma manual o mecánica . Y no seria el único beneficio que promete. Además, esta forma de coito, posibilitaría que la pareja logre el “ santo grial del sexo parejil”. El idolatrado y escurridizo, orgasmo simultáneo.

Este nombre, que parece sacado de un manual de aeronautica, redefine la postura clásica del “mete y saca” y traslada el “frota-frota” a una nueva dimensión.

Porque no hace falta haber sacado ningún máster en sexologia para saber que, una de las formás más eficaces, rápidas y directas de que una mujer acceda al orgasmo es que haya fricción sobre el clítoris. Esto es precisamente lo que ofrece el C.A.T. Mucho frote y mucho placer.

La técnica del alineamiento coital descrita

Partiendo del hombre situado encima de la mujer y esta boca arriba, las piernas de ella permanecen rectas. Entre tanto, el hombre le rodea con las suyas. Tras la penetración, en vez de realizar el típico movimiento de “ bombeo”, dentro-fuera, el hombre se desliza en movimientos en plano sobre la mujer, de arriba a abajo. Así se logra estimular la parte exterior de la vagina y el clítoris, sobre todo con el pubis del hombre.

“Porque no hace falta haber sacado ningún máster en sexologia para saber que, una de las formás más eficaces, rápidas y directas de que una mujer acceda al orgasmo es que haya fricción sobre el clítoris. Esto es precisamente lo que ofrece el C.A.T. Mucho frote y mucho placer.”

Objetivamente. La consecución del orgasmo, nunca está garantizada. Los factores, como cualquiera que tenga una mínima edad y no se haya educado sexualmente exclusivamente de porno, no son solo físicos.

Un clítoris puede ser acariciado, frotado o chupado por manos, penes y bocas expertas y que se queda más “frio” que una princesa de Disney, y más irritado que el diablo de Tasmania perseguido por el Correcaminos. Eso si, si tu pareja es de orgasmo difícil, que no sea porque no ponéis de vuestra parte. ¡Qué no se diga que no tienes técnica”.

Entradas Relacionadas