No pierdas esta oportunidad

Culo-cracia

Escrito el 22 junio, 2017
Por: Sexnambula

La culo involución: del pequeño al voluptuoso.

¡Como hemos cambiado !- ¿ Quién nos iba a decir que el poder absolutista del culo pequeñito, discreto y “masculinizado”, se dejaría pulverizar por esta actual “ culo-cracia”?.

¿ Y como empezó todo?. Dicen por ahí, en las revistas, que la que nos abrió los ojos a golpe de caderazo fue Jennifer López. Los parámetros cambiaron con las curvas. Se nos cayó la venda de las rectas.

El  guetto de las ” culonas”

Antiguamente, hace como diez años, tener un buen culo no era lo mismo. Era un reino que se quedaba para cuatro “afortunadas”. Mujeres “bendecidas” por los dioses del Olimpo, que cumplían al milímetro unas normas. Y sobre todo, unas medidas. Entonces, no sabíamos, o tal vez no nos había dado por preguntarles a ellos. Se daba por hecho. A nadie le gustaban los “culos gordos”. Las “culonas” vivían en algún lugar; en un limbo extraño, un “guetto” que les impedía, por este hecho, entrar en el club “de las tías buenas”. Una “culona”, podía tener un cuerpo maravilloso, pero era eso, culona. Lo que sobraba detrás desacreditaba a lo de delante.

Por el contrario, a nadie se le ocurría decir: “es guapa pero no tiene culo”. Es más, no había modelo, actriz de moda o celebridad que tuviera un culo “poco discreto”. El tenerlo la hubiera expulsado automáticamente del grupo de “ animadoras” para lanzarla al de las “empollonas”. Ni siquiera eso. La “fea de la película”, como no hace falta que a nadie recuerde, siempre fue una delgadisima belleza. Con gafas, eso sí.

Lo dicho; decían que Jennifer. Ahora hay una corte que la supera en volumen, incluso en exhibicionismo “posaderil”. No se hasta que punto . Al menos el fenómeno no son solo ellas.

“No había modelo, actriz de moda o celebridad que tuviera un culo “poco discreto”. El tenerlo la hubiera expulsado automáticamente del grupo de “ animadoras” para lanzarla al de las “empollonas”. Ni siquiera eso. La “fea de la película”, como no hace falta que a nadie recuerde, siempre fue una delgadisima belleza. Con gafas, eso sí.”

Creo que es aún reciente la interiorización. Que un culo mediano, o incluso grande, puede ser bien bonito. Y que es más “textil” de lo que parece: El día que dejamos de comprar vaqueros para ocultar y disimular. Mira que era fácil. Años de evolución. De “grande” a “voluptuoso”. Sólo un pequeño adjetivo de diferencia. ¿ Habrá llegado la era de la aceptación?.

Entradas Relacionadas