No pierdas esta oportunidad

El silencio post-sexual. Una gran opción.

Escrito el 3 Mayo, 2017
Por: Sexnambula

Cosas que no hay que decir después del sexo

Pues ya está. Toda esta energía se había acumulado durante horas, días, semanas, incluso meses. Al final ha explotado. Polvo efectuado. El coito buscado se ha consumado. Ahí estáis. Entre un maremagnun de bragas, calzones, refajos, medias, calcetines, camisetas técnicas, jersey gordos y cazadoras con borreguito. Se nota que vengo del norte ¿ eh?. Después de todo este festival, de todos los grititos, gruñidos o suspiros llega el silencio. El muy infravalorado “ silencio post-coital”. ¿ Algo qué decir?.

Silencio post-coital. Un ente maltratado.

Entendámonos. El silencio post-coital llegó sin querer. Con el miedo escénico posterior. En la cabeza de los actores, no siempre, pero si a menudo, las dudas sobre “la performancia” en el acto, retozan como “piojetes” en una cabecita limpia.

¿ Habrá estado bien?. ¿ Le gustarán mis tetas?. ¿ Creerá que tengo el pito pequeño y la tripa gorda?. ¿ Habré resultado muy pasiva? ¿ Me encontrará demasiado suelta?. ¿ He sido muy rápido? . ¿ Habrá fingido ese orgasmo?.Y lo peor…la parte sentimental que más pica porque ataca directamente a esa cosa pequeñita, cabrona y frágil…la autoestima:¿Me volverá a llamar?

No hables si tus palabras no mejoran el silencio.

El silencio. Remedio antiguo e infalible. Verdad es que nunca esta de más una pequeña arenga al compañero de juegos. Normalmente un “ ha estado muy bien” es más que suficiente ,en los casos de desconocimiento mutuo. Si el polvo ha sido efectuado con tu pareja habitual, explayate o no. Seguramente dará un poco igual a estas alturas de la relación.

Hay parejas que comentan sus encuentros como si fueran a “palabra pagada” en un debate televisivo. Otro, simplemente son parcos. Luego está el sector vergonzoso que morirá anorgásmico y aburrido. Para terminar, “los otros”, “los sin nombre”. A estos simplemente “ hablar de follar les parece de muy mal gusto”.

Entradas Relacionadas