Si buscas relaciones ocasionales cerca de ti no esperes más

Registro rápido

Que la muerte me pille follando

Escrito el 23 febrero, 2016
Por: Sexnambula

 

Morir tras un polvo. La mejor forma de morir

follando Follando. Que la muerte me pille follando o que esta sea mi última actividad en el mundo. Morir tras un polvo no está mal para acabar.

Hace uno meses vi una película francesa, se llama Joven y bonita ( François Ozon, 2014). En una de las escenas, un señor todavía de buen ver pero con una edad avanzada, muere debido a un fallo cardíaco. La causa evidente ha sido la emoción provocada por el coito con la chica, muy joven y muy bonita del titulo; una estudiante de diecisiete años a la que, en vez de darle por mamonear con los chiquitos o chiquitas de su edad o por los canutos de diferentes tamaños, no se le ocurre mejor plan para cubrir su dosis de estupidez adolescente, que meterse a prostituta.

Ratos libres.

Aparte de encauzar sus picores y sus inquietudes sexual-amoroso-existenciales, la criaturita, que la verdad, es una muñeca, se gana muy bien la vida con ello y aprovecha los ratos libres que le quedan, entre el liceo , los deberes y mentirles a familia y amigos. Al final, la pillan de la peor manera posible. La policía es quien se lo comunica a sus padres tras encontrar el cadáver del señor en el hotel.

Aparte de trama de película, el hecho de que la muerte te pille en medio o, tras un gran orgasmo, tiene que ser una experiencia maravillosa. Maravillosa para el futuro difunto claro. El regalito que le dejas a tu compañero de polvo es ya otra cosa. Entre gran vergüenza y gran trauma podría calificarse la cosa. Cierto es que le has proporcionado un dulce final, pero seguramente, no es eso lo que se te quedará en la cabeza. Además, explicaciones vas a tener que darlas. Ya bastante tienes con el hecho de que tu pareja,circunstancial o amada, se haya quedado tiesa como un gatico de escayola. Esa expresión de éxtasis celestial, posiblemente, a ti, artífice de un polvo mortal, no te consuele.

La otra pareja de galos.

Morirfollando3

Algo muy parecido a esto le paso a otra pareja de galos. Él era Félix Faure ( 1841-1899); también, como el señor de la peli;francés y burgués pero con la particularidad que él no era un ricachón cualquiera. Este fue el Presidente de la República desde 1895 hasta tu muerte. Pública, notoria y digna de titular en cualquier periódico, amarillo, rosa o verde.

Félix Faure, al que se le atribuyeron numerosas amantes ( en el Elíseo les va la marcha, como en todos los palacios) se citó un día con la que por entonces era su favorita, Marguerite Steinheil. Un ratito después de iniciada “ la reunión”, comenzaron a escucharse gritos desde la “ sala del amor”.
Al parecer encontraron al presidente medio muerto y a su amiga en proceso de arreglarse los ropajes. La explicación: la emoción de una apasionada felación provocó en el mandatario una apoplejía de resultado mortal. Dicho frivolamente, el tuvo una hermosa muerte, al menos su causa lo fue. Ella tuvo que cargar lo que le quedó de vida con el sobrenombre de “ la pompée” ( mezcla graciosilla de pompa fúnebre y mamada, “ en français”.)